Usted está aquí:Investigación/Economía/Otros documentos/Los 9 temas del agro que los trabajadores queremos debatir

Consejos de Salarios 2010

Los lineamientos del Gobierno y las propuestas del PIT CNT

El Gobierno

Hace unos días el Poder Ejecutivo presentó los lineamientos económicos para la cuarta ronda de Consejos de Salarios de la actividad privada desde el reinicio de los mismos a partir del año 2005.

 

Es bueno precisar que a diferencia de las rondas anteriores y producto de la aprobación de la nueva ley de negociación colectiva en el año 2009, el gobierno perdió la facultad de aprobar o no los convenios acordados en cada mesa de negociación (conocido como homologación).

Ahora cada una de las partes tienen votos para resolver (3 el P. Ejecutivo, 2 cada uno de los sectores de empresarios y trabajadores), los acuerdos que reúnan mayoría simple (es decir 4 en 7) son obligatorios independiente de la voluntad de cada parte incluso la del gobierno. Por eso son lineamientos y no pautas, ya no existe más el veto. 

Por lo tanto los lineamientos presentados son generales, son los criterios que impulsaran y eventualmente votarían los delegados del Poder Ejecutivo en cada mesa de negociación. 

Lineamientos propuestos:

a) El crecimiento del salario real debe ser compatible con el incremento del empleo, la competitividad y el nivel de precios de la economía, priorizando a su vez la situación de salarios más sumergidos.

b) La duración propuesta para los convenios es de 3 a 5 años, con ajustes anuales que contengan un componente de ajuste por inflación, un componente de ajuste real (macro y sectorial), correctivos y cláusulas de salvaguarda; los que se detallan a continuación:

1. Componente de ajuste por inflación esperada.

La propuesta presentada por el PE plantea que el indicador mediante el cual se estimará la inflación esperada es el centro del rango de la meta de inflación definido por el Comité de Política Macroeconómica (COPOM). Actualmente, el mismo se ubica en 5% anual.

2. Componente de ajuste real, el cual se compone dos partes:

i. Un componente de crecimiento macroeconómico donde se propone utilizar el crecimiento esperado del Producto Interno Bruto (PIB) de la economía por ocupado, por la cual se le deberá restar el crecimiento esperado del empleo para el mismo período.

La fórmula de ajuste sería: [(1+(variación esperada del PIB/100))÷(1+(variación esperada del empleo/100))] -1; ejemplo : si el crecimiento del PIB para los 12 meses siguientes al ajuste se encuentra en 4,25% y la del empleo en 1%, el ajuste por concepto de crecimiento macroeconómico se debería ubicar en 3,22%.

ii. Un componente de crecimiento sectorial que debe ser acordado a nivel de los subgrupos de manera tal que refleje la evolución real de la actividad del sector. Como ejemplo de indicador de crecimiento sectorial se propone utilizar la variación de las ventas del sector medidas a precios constantes, ajustadas por el crecimiento del empleo en estos sectores. Para esto se dispondrá de información actualizada sobre las ventas brindadas por la Dirección General Impositiva (DGI) y del número de cotizantes en el Banco de Previsión Social (BPS) desagregada a nivel de subgrupo.

Según lo sugerido en los lineamientos, el componente macro y el sectorial deben tener una ponderación para saber cuanto incide cada uno en la suma de ambos.. Asimismo, independientemente del desempeño macro y sectorial, el ajuste debe ser tal que evite que el salario real se ubique por debajo de su nivel de partida (que no haya pérdida de salario real ), criterio que se debería mantener en todos los ajustes.

3. En relación a los correctivos, los mismos serán de dos tipos diferentes.

i. Por un lado, se aplicará un correctivo de inflación para ajustar la inflación esperada otorgada al inicio del convenio con la efectiva. Este correctivo se realizará en una sola etapa y se aplica de igual forma que en convenios anteriores: comparando la estimación de la inflación que se realizó al momento del ajuste con la inflación efectiva real producida.

ii. Por otro lado, es necesario incorporar un segundo correctivo que ajuste la diferencia entre el crecimiento proyectado (tanto a nivel macroeconómico como sectorial) y el efectivamente observado, procedimiento igual al que se hace con la inflación. 

4. En la medida en que los lineamientos para la negociación colectiva proponen convenios de más larga duración, se espera que se incorporen a los mismos cláusulas de salvaguarda que establezcan que en la en medida que cambien las condiciones en que se negociaron los convenios, los mismos puedan ser revisados.

¿Cuál es el criterio que se establecerá para el Salario Mínimo Nacional (SMN) y el resto de salarios más sumergidos?

Los lineamientos contemplan incrementos diferenciales –y más elevados- del SMN y de los salarios considerados como más sumergidos.

En este sentido, se propone un incremento de 25% en el SMN a partir del 1º de enero de 2011, de manera que éste pasaría de $ 4.799 (su valor actual) a $ 5.999. Los posteriores ajustes se realizarían el 1º de enero de 2012 y el 1º de enero de 2013 y serían de 20% y 10% respectivamente, de modo que en los próximos tres años el SMN se incrementaría 65% en términos nominales. No obstante, los últimos dos incrementos están sujetos a la evolución que presente la tasa de desempleo de los desocupados menos calificados (definida como la de aquellos que poseen el ciclo básico incompleto): si en los 12 meses previos a cada ajuste, la tasa de desempleo de este grupo supera a la tasa de desempleo promedio alcanzada por este grupo en 2010, los ajustes sobre el SMN responderán únicamente al incremento de la inflación esperada. La idea detrás de este condicionamiento es la de que esta medida no aumente el desempleo de los menos calificados.

También se proponen incrementos diferenciales para los salarios considerados más sumergidos. Para esto se propone que a partir del 1º de julio de 2010:

- Los salarios nominales que a esa fecha se encuentren en un rango comprendido entre $ 4.799 y $ 5.549, tendrán un incremento de 25%; y

- los que se encuentren en un rango de entre $ 5.550 y $ 6.250 tendrán un aumento de 18%.

Propuesta realizada por el PIT CNT para la negociación colectiva.

Política Salarial

Después haber logrado recuperar promedialmente los salarios perdidos en la crisis del 2002 y mejorar sustancialmente los niveles de empleo, el objetivo central es mejorar y profundizar el proceso de redistribución del ingreso iniciado y para eso la política salarial es una parte fundamental.

La negociación salarial debe articular los tres niveles definidos actualmente: macro, sectorial y por empresa y no se debería limitar a los salarios sino incluir temas como la organización del trabajo, la capacitación, las condiciones laborales, seguridad e higiene y la participación en la gestión.

En la negociación sectorial además de los criterios generales debe integrarse la situación de cada rama o sector, considerando factores como el crecimiento, las ventas, las exportaciones, los estímulos recibidos, etc., de cada rama.”

La negociación por empresa debería agregarse a las anteriores e incluir los factores vinculados a los resultados de las mismas, su crecimiento y desarrollo.

En función de ello se debe buscar, en el marco de la nueva ley de negociación colectiva aprobada, pautas de negociación que tome en cuenta estos elementos y que podría conformarse con:

Continuar mejorando el poder adquisitivo de los salarios durante los próximos 5 años. Pese a la recuperación real lograda durante los últimos 5 años todavía el salario real esta lejos si lo comparamos con los existente a fines de la década de los 60, un objetivo central es continuar con esta tendencia y que ningún trabajador disminuya su poder adquisitivo.

Continuar avanzando con el aumento del SMN, que pese a su reciente evolución aún permanece en niveles relativamente bajos. Esta línea de acción no solo beneficia a buena parte de los trabajadores formales sino que también suele impactar favorablemente en las remuneraciones de la importante masa de ocupados que no está registrado en la seguridad social y que carecen de negociación colectiva.

La mejora en la productividad que se registre en la economía en su conjunto y en cada uno de los sectores de actividad debe ser destinada a mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

Pautas específicas tendientes a atender la situación de sectores con salarios particularmente sumergidos. Dentro del mercado de trabajo coexisten diferencias muy importantes en torno a los niveles salariales entre trabajadores con distintas características y entre diferentes sectores. Durante el período pasado estas diferencias no formaron parte medular de las reivindicaciones del movimiento sindical y tuvieron un leve reflejo en la tercera ronda con un ajuste diferencial más importante para subgrupos de salarios muy sumergidos. 

Trabajar sobre este lineamiento implica en primer lugar identificar a dichos sectores tratando de cuantificar los trabajadores involucrados en cada uno de ellos y posteriormente, para los casos que corresponda, buscar instrumentos específicos que permitan adoptar una política salarial expansiva sin que ello deteriore los niveles de empleo alcanzados en dichos sectores.

Otro de los elementos a tener en cuenta que podría formar parte de la plataforma reivindicativa es ampliar progresivamente la participación de la masa salarial en el Ingreso Nacional. Actualmente, el país no cuenta con estadísticas oficiales sobre la evolución de este cociente lo que exige estudiar el tema en profundidad y acordar una metodología que evite diferentes lecturas sobre el fenómeno.

Políticas de innovación en la organización del trabajo. No es posible el desarrollo de un país productivo concentrado en la alta calidad si no se va a una organización del trabajo con una alta participación de los trabajadores en la gestión de la empresa, en las metas a conseguir y en la distribución de la renta.

La formación profesional continua, el desarrollo de evaluación de tareas y definición de nuevas categorías de acuerdo a los cambios tecnológicos (hay sectores que hace más de 30 años que no adecuan escalafones), los problemas de seguridad e higiene laboral y los de medio ambiente son todos temas prioritarios a incluir en las relaciones laborales colectivas en esta etapa.

Los problemas de discriminación en el trabajo (género, raza, etáreos) no solo se resuelven con la pelea cultural o con cláusulas de protección, se necesita avanzar en medidas concretas, como ser incorporar la carrera funcional en empresas de mediano y gran porte que aseguren la igualdad de oportunidades, por ejemplo sistemas de concursos que evite los “subjetivismos” que muchas veces hacen gala los cuerpos gerenciales.

Reducción de la jornada laboral. No es un planteo nuevo, ya lo venimos haciendo en las últimas rondas de consejo de salarios y hay sectores que han acordado mejoras en este sentido.

Es un tema muy importante que tiene impactos positivos en varias direcciones, en el empleo, la calidad de vida, la distribución del ingreso, etc.

Debe ser un objetivo no para promover el multiempleo, sino para avanzar en una organización del trabajo de alta calidad y más humano.

PLATAFORMA REIVINDICATIVA DEL PIT CNT

1. Duplicar el SMN en los cinco años de gobierno, incrementando el mismo en un 50% en los dos primeros años.

2. Definir los “salarios sumergidos” para los cuales se otorgarán incrementos diferenciales como todo aquel que se ubique por debajo de 2 SMN ($ 9600 ).

3. Realizar evaluación de tareas y definición de categorías, de manera de combatir inequidades.

4. Asegurar el crecimiento del salario real no se ubique nunca por debajo del crecimiento del PIB.

5. Ordenar el desfasaje de vencimientos de los convenios salariales.

6. Desarrollar e intensificar a la formación profesional.

7. Aplicar los Convenios Internacionales del Trabajo 155 y 158.

8. Atender la problemática de las tercerizaciones, instalada particularmente en el sector público.

9. Incorporar cláusulas de género en todos los convenios.

10. Tender a la reducción de la jornada laboral.

Nuestras diferencias con los lineamientos salariales propuestos por el Poder Ejecutivo.

• Cambiar el indicador de ajuste de la inflación esperada.

Si bien en las rondas pasadas de negociación colectiva se venía utilizando el criterio de la inflación futura para ajustar los salarios al crecimiento de los precios, la experiencia ha demostrado que la proyectada por el gobierno siempre ha sido menor a la real, lo que provoca defasaje de salario real en perjuicio de los trabajadores, es necesario tomar un indicador más real como por ejemplo es la Encuesta Selectiva de Expectativas de Inflación que releva y publica mensualmente el BCU.

Eliminar el empleo, tanto en el componente macroeconómico como en el sectorial. 

Incorporar el crecimiento del empleo, tanto en el componente macroeconómico como en el sectorial, implica que los frutos de la expansión de la actividad económica (macro y sectorial) se dividan entre incrementos salariales y aumentos en el número de ocupados.

De esta manera, la masa salarial en relación al PIB permanecería constante en promedio, en lugar de aumentar como proponemos para contribuir a una mejor distribución de la riqueza nacional.

En la práctica, la incorporación del empleo provoca que los aumentos de salario real sean menores al crecimiento del PIB, en la medida en que parte de ese crecimiento es frenado o amortiguado por el aumento del empleo.

 Incrementar el peso del componente macroeconómico en desmedro del sectorial en el ajuste real total.

Existe un conjunto importante de sectores -en particular los sectores de servicios, pero también algunos sectores industriales donde conviven empresas muy distintas- para los cuales resulta sumamente complejo encontrar un indicador que refleje adecuadamente el desempeño del sector. En el mismo sentido, existen problemas de disponibilidad y fidelidad de la información en algunos sectores que hacen que el componente macroeconómico sea un mejor indicador de ajuste del salario real.

Aunque el peso de cada uno de los componentes terminará definiéndose en la órbita de los subgrupos de acuerdo a la información con la que se cuente y la calidad de la misma, es importante señalar que en general los indicadores sectoriales presentan una mayor variabilidad que el indicador macroeconómico, lo que lo hace menos confiable.

• Asegurar el mantenimiento del salario real a lo largo de todo el convenio

Si bien los lineamientos del Poder Ejecutivo plantean que es deseable que el salario real no caiga de su nivel de partida durante el período de duración del convenio; no asegura que el salario real no caiga en ningún momento durante la duración del convenio. Esto es fundamental ya que se trata del poder adquisitivo de los trabajadores.

Los lineamientos presentados por el Ejecutivo plantean la posibilidad de que si en algún ajuste –posterior al inicial- el indicador macro-sectorial arroja un crecimiento negativo, el mismo sea descontado de ajustes anteriores otorgados. De esta manera, el salario real del trabajo disminuye respecto al que tenía previo al ajuste.

• Correctivos

Pese a que los datos definitivos para calcular los distintos correctivos (inflación y componentes macroeconómico y sectorial) van a estar disponibles en diferentes momentos del tiempo, es importante buscar la manera de que los ajustes y los correctivos se concentren en un mismo momento del tiempo; ya que de lo contrario, y dependiendo de la magnitud de los mismos, es posible que no todos los trabajadores (especialmente los no sindicalizados) perciban ambos aumentos.

 Incrementos del SMN y los salarios más sumergidos

El incremento del SMN así como de los salarios más sumergidos es un pilar central de la plataforma del PIT-CNT, en el entendido de que el aumento de estos salarios es fundamental para la disminución de la pobreza. En este sentido se propuso que el SMN se duplicara en la actual administración, incrementándose 30% en el primer ajuste de enero de 2011 y 20% en el siguiente, de manera de acumular un crecimiento de 56% en los dos primeros años. En el mismo sentido deberían crecer los salarios por debajo de los 2 SMN ($ 9600).

 

Visto 1033 veces
Valora este artículo
(0 votos)