Usted está aquí:El Instituto/Multimedia/Videos/Mesa Redonda Resistencia a la dictadura. La reafiliación sindical.

Propuestas del PIT CNT presentadas al FA

Luego de más de una década de fuerte crecimiento de la actividad económica, con avances importantes en el plano social y en la distribución de los ingresos, hoy el país enfrenta una coyuntura algo distinta. El contexto externo, tanto internacional como regional, ha dejado de contribuir positivamente a la expansión y se presenta adverso e incierto. La economía dejó atrás la fase de importante expansión y hoy nos enfrentamos a un período de enlentecimiento y estancamiento de la actividad económica.

Adicionalmente, en el plano macroeconómico se presentan desafíos en materia fiscal e inflacionaria. En el frente fiscal, el déficit ha aumentado, y la inflación se ha alejado de la meta gubernamental, mostrando una tendencia creciente en los últimos meses.

Como en toda coyuntura delicada en que los recursos escasean y la puja distributiva se agudiza, no hay recetas únicas para enfrentarla, sino diferentes alternativas con consecuencias muy distintas dependiendo del sector social al que se pertenezca. Para nosotros las medidas para corregir los desequilibrios no deberían afectar ni la matriz de protección social, ni el gasto público estratégico, ni la situación salarial que aún sigue mostrando niveles bajos para un amplio conjunto de trabajadores. Asimismo, compartimos la preocupación por la evolución de los precios al consumo y por la situación del empleo, en particular en aquellos sectores que puedan haber sentido más el empeoramiento que se comenzó a evidenciar en el mercado de trabajo desde el año pasado.

Es a partir de este diagnóstico y estas preocupaciones que realizamos una serie de propuestas que buscan salidas a los actuales desafíos: que logren apuntalar el crecimiento de la economía sin descuidar los equilibrios fiscales, a la vez de seguir avanzando en el plano  distributivo para alcanzar así el objetivo de desarrollo económico con justicia social al que aspiramos.

 

PROPUESTAS:

  1. Propuesta de cambios al proyecto de Rendición de Cuentas
  2. Sobre el diferimiento de los incrementos presupuestales en 2017

Dentro de los incrementos presupuestales votados en el Parlamento para el año 2017, y que ahora se propone posponer, se encuentran gastos sociales a nuestro juicio sumamente relevantes, como puede observarse en el cuadro que sigue:

 

Como ya planteamos en un documento presentado recientemente sobre las modificaciones tributarias propuestas, pensamos que no se debe ajustar a la baja el gasto público, a excepción de aquellos gastos superfluos y los emanados de la reforma de la Caja Militar, la cual compartimos.

Para lograr que estos gastos sociales no se vean afectados y como reasignar partidas se hace muy difícil por la propia composición del Presupuesto y porque compartimos la necesidad de corregir el déficit fiscal, proponemos compensar la diferencia generada incrementando los impuestos a la riqueza acumulada, en el entendido que los impuestos al trabajo ya fueron incrementados a partir de las modificaciones en el IRPF.

En resumen, para mantener los incrementos presupuestales enumerados en el cuadro anterior, proponemos un aumento de las tasas de impuesto al patrimonio así como una revisión de los activos actualmente exentos de pago, de manera de aumentar el peso que hoy tiene el impuesto a la riqueza acumulada en la recaudación total (cifra que ronda apenas el 6%).

En el caso del patrimonio a las personas físicas, la propuesta apunta por un lado, a no aplicar las reducciones de tasas previstas en la ley de reforma tributaria para 2016 y 2017 ; y por otro lado, proponemos aumentar porcentualmente las tasas vigentes tanto a las personas físicas y jurídicas.

Estas modificaciones llevarían a una recaudación incremental que estimamos se aproxima bastante a las necesidades de lo que costaría mantener los gastos sociales previstos y que hoy son pospuestos.

  1. Sobre la no aplicación del ajuste por inflación en los gastos de funcionamiento

El segundo mecanismo por el cual el proyecto de ley de rendición de cuentas propone reducir el gasto público es a partir de la nominalización de los gastos de funcionamiento, esto implica que los gastos proyectados no ajusten por inflación anualmente sino que se mantengan fijos en términos nominales. Si bien el artículo exceptúa de la no aplicación del ajuste por IPC a algunos proyectos del MIDES y del Ministerio del Interior, creemos que es muy importante lograr que este criterio no se aplique tampoco a los organismos del 220 (ASSE, ANEP e INAU) pues de lo contrario impactaría fuertemente sobre el gasto público social.

  1. Modificar los lineamientos salariales

Tal como están planteados actualmente los lineamientos para la negociación colectiva en el sector privado, implican ajustes salariales por todo concepto que se ubican por debajo de la inflación, con el riesgo latente de que esto conduzca a una caída del salario real promedio en el correr de 2016 y 2017.

Evitar la caída del salario real es importante por diversas razones. Por un lado, por el importante efecto que tiene el salario en el total de ingresos del hogar y el vínculo de éste con el consumo y la demanda interna. Por otro lado, la política salarial es indefectiblemente una política distributiva y de combate a la pobreza.

En concreto, las modificaciones a los lineamientos deberían tener en cuenta:

  • Incrementar los ajustes salariales nominales previstos para el primer año de negociación (que para 2016 son aún menores a los de 2015) y mantenerlos constantes en el correr del convenio, de manera de que se adecúen a la actual realidad en materia inflacionaria, la que es significativamente mayor a cuando se presentaron los lineamientos y que no muestra una tendencia a la baja.
  • Incorporar correctivos anuales en los convenios de manera de corregir las posibles diferencias entre los ajustes y la inflación efectiva más rápidamente.
  • Incrementar las franjas que definen a los salarios sumergidos, las cuales se presentaron hace aproximadamente un año y por tanto se han reducido en términos reales algo más de un 10%. Esto además permitiría que haya más trabajadores de bajos ingresos que se beneficien de ajustes adicionales de entre 1,25% y 1,75% semestral.
  • Establecer un aumento a cuenta para los salarios públicos que corrija la inflación estimada (5%) respecto a la verificada hasta el momento.
  1. Políticas Activas de Empleo

El INEFOP cuenta con fondos públicos para llevar adelante políticas de empleo a partir de la capacitación de los trabajadores. Estos fondos pueden ser empleados como salida para paliar situaciones específicas de caídas del empleo coyunturales, donde por medio del seguro de desempleo rotativo y la reducción de la jornada laboral complementada con jornales por capacitación, eviten los despidos y la pérdida de fuentes de trabajo.

También es necesario pensar en políticas de estímulo a la demanda de trabajo, a partir de incentivos a aquellas empresas que aumenten el nivel de empleo. La ley de empleo juvenil actual es una manera de promocionar el empleo en los más jóvenes y en esta situación, cuando este grupo etario es uno de los más golpeados por el desempleo.

  1. Políticas de Inversión Pública

En este contexto de crisis externa es clave poner en marcha los planes de inversión pública, ya presentados por el gobierno en el presupuesto quinquenal. Esto implica no resignar recursos destinados a la inversión con el objetivo de reducir el gasto público y además buscar asignar esos recursos lo más prontamente posible.

Para el quinquenio el gobierno proyectó una inversión de 8.000 millones de dólares financiada con recursos públicos y en este marco parece prioritario llevar adelante en estos primeros años una buena parte de esta inversión (por lo menos un quinto) en particular la vinculada a vivienda y obras públicas (por el impacto sobre el empleo que éstas generan). En el mismo sentido, no debería verse afectada la inversión prevista en el Sistema Nacional Integrado de Cuidados y en los servicios de salud y educación, tanto por su impacto social como por su efecto sobre el mercado laboral, la que debería comenzar a desarrollarse a la brevedad.

  1. Sistema de Acuerdos de Precios

La inflación ha sido hasta el momento uno los principales desafíos para la política macroeconómica ya que incluso en momentos de bonanza y cuando se disponía de más instrumentos para su control, el gobierno no pudo dar cumplimiento a su meta de inflación y el crecimiento de los precios se ubicó sistemáticamente por encima del objetivo gubernamental en esta materia.

En lo que va del año y pese a la desaceleración económica, la inflación no ha cedido sino que por el contrario se ha acelerado, y controlar la inflación a partir de políticas de contención de la demanda en este contexto no parece ser el camino más adecuado.

En este sentido, uno de los principales factores de génesis y desarrollo de la inflación  es la formación casi oligopólica de precios en la cadena de valor. Si bien existen factores coyunturales y también incidencias derivadas del aumento de tipo de cambio que explican la evolución reciente de los precios, creemos que el mayor peso de la subas originadas  está en la formación especulativa de precios en las cadenas de valor, muchas de ellas en condiciones oligopólicas.

Un mecanismo para controlar estos comportamientos es establecer compromisos en torno a la fijación de precios que involucren a los distintos eslabones de la cadena que tienen incidencia en la formación de los precios. Deben ser compromisos o acuerdos, de mediano plazo (ejemplo: un año de duración), que una vez alcanzados existan mecanismos de control y penalización para su mejor cumplimiento. Además, los acuerdos deben ser abarcativos, tanto en relación a la cantidad de productos que involucran como regiones del país que alcancen, y deben ser debidamente difundidos para que sea la sociedad toda la que ejerza el control ciudadano.

Montevideo, julio 2016

 

Secretariado Ejecutivo PIT CNT                                                                                                                                     Instituto Cuesta Duarte

Visto 596 veces
Valora este artículo
(2 votos)