Relaciones laborales

Usted está aquí:Investigación/Economía/Informes Sectoriales/Industria de la Construcción

Ficha II Limitación de la jornada

La reglamentación de la duración de la jornada presupone varios tipos de pausas, las pausas durante la jornada, entre una jornada y otra, y las pausas al término de una sucesión de días (semana).

Lo sustancial del régimen se rige por nuestra constitución, ella reconoce el derecho a la limitación de la jornada en el artículo 54 y por la ley 5350 de 17/11/1915.

Luego de ella se promulgaron muchas otras que regulan horarios y protecciones especiales. Por ejemplo, para los menores, quienes no deben sobrepasar las seis horas diarias de labor, ni las 36 horas semanales de trabajo.

La ley de 1915 establece un doble límite para la jornada de trabajo:
* 48 horas por cada 6 días de trabajo
* 8 horas diarias de trabajo

Las leyes que reglamentan el trabajo doméstico (Ley 18.065) y el trabajo rural (ley 18.441), establecen un régimen de limitación de la jornada, que más allá de algunas peculiaridades, disponen que el límite de la jornada será el general.

Casos especiales

Establecimientos industriales – el artículo 20 del decreto de 1957 admite la distribución del horario en períodos de 48 horas, con la limitante de que el exceso de tiempo diario no sobrepase una hora.

Régimen de semana inglesa – pueden excederse en forma regular las 8 horas diarias, sin sobrepasar las 9, redistribuyendo las 48 horas semanales, cuando exista acuerdo con el personal

El ciclo de 3 semanas – va dirigido al tipo de trabajos que normal o accidentalmente, sean calificados como de funcionamiento contínuo. Prevé jornadas semanales promediales de 48 horas y de 56 horas promediales en el régimen de trabajo por equipos consideradas durante un lapso de tres semanas.

Establecimientos comerciales y personal de escritorio y dependencias de carácter comercial de los establecimientos industriales – se establece que el límite de la jornada cada 6 días de trabajo es de 44 horas.

Actividades insalubres – ley 11.577 de 14/10/1950 – 6 horas diarias

Trabajo efectivo.

A efectos de establecer como computar estos períodos de actividad es importante tener en cuenta el concepto de trabajo efectivo que también recoge el decreto de 1957, el que expresa que debe entenderse por trabajo efectivo “todo el tiempo en que un obrero o empleado deja de disponer libremente de su voluntad y está a disposición de su patrono o superior jerárquico”

En cuanto al personal con funciones directivas, el trabajo efectivo se computa por el tiempo en que desarrolla la actividad regular el personal a sus órdenes, siempre que la misma se cumpla simultáneamente.

DESCANSOS

I.- Descanso intermedio.

Así se denomina el descanso que corresponde gozar durante la jornada de trabajo.

Como consecuencia de cómo se determine el mismo, estaremos frente a jornadas de trabajo contínuas o discontínuas

La jornada es contínua cuando el descanso es de media hora, y se considera como trabajado a los efectos de generar salario. Es un descanso pago.

La jornada es discontínua cuando el descanso es de 2 horas en la industria y 2 horas y 30 en el comercio. También puede ser de 1 hora tanto en el caso del comercio como en la industria, pero debe ser acordado entre los trabajadores y el empleador. En este caso el tiempo de descanso no genera salario, no es pago.

El descanso intermedio debe ser gozado por el trabajador no más allá de la 5ª. hora de trabajo en la industria y de la 4ª. en el comercio

Es de hacer notar que existen disposiciones especiales respecto de los descansos durante el desarrollo de la actividad atendiendo a las especificidades de las mismas, por ejemplo: call center, cámaras frigoríficas, transporte, entre otros. Los mismos han sido dispuestos por ley o convenio colectivo.

II.- Descanso semanal

El descanso semanal es obligatorio para TODOS los trabajadores sin excepción y la duración del mismo es diferente según el tipo de actividad de que se trate.
Las actividades industriales tienen dos opciones de descanso:
a) el descanso dominical
b) el descanso rotativo, se descansa un día luego de 5 días de trabajo.

Para las actividades comerciales y el personal administrativo de la industria, el descanso comienza a mediodía del día sábado.

Esto sin perjuicio de la posibilidad de que mediante convenio colectivo puedan acordarse otras formas de límite semanal de la jornada, con el límite de no vulnerar los mínimos establecidos en la ley

Si el trabajador desarrolla actividad en un día en que le corresponde descanso, la ley 7318 otorga una opción entre otorgar un descanso compensatorio o una indemnización, la que debe consentir el trabajador. La indemnización por trabajar en día de asueto no puede ser inferior al doble del salario o jornal en día común.

Visto 1310 veces
Valora este artículo
(1 Voto)