Usted está aquí:El Instituto/Multimedia/Galería de imagenes/Cursos Regional Litoral
Jueves, 14 Abril 2016 00:00

Ex militar torturador procesado con prisión

La jueza penal Julia Staricco resolvió el procesamiento con prisión del militar torturador Asencio Lucero, por "reiterados delitos de privación de libertad" durante la dictadura.

La denuncia había sido presentada en el año 2011 por un grupo de 28 expresas políticas (de las cuales tres ya han fallecido) que relataron torturas y abusos sexuales durante su cautiverio.

El ahora procesado reconoció su participación en la represión. En sus declaraciones, Lucero reconoció que durante la dictadura, los detenidos eran sometidos a apremios para obtener información, y un mes atrás, en una entrevista con Televisión Nacional admitió públicamente el trato que se les daba a los prisioneros políticos. Sin embargo, trató de deslindarse de los apremios físicos diciendo que él no participaba directamente de las sesiones de torturas. "Yo presionaba psicológicamente. Se llama ablandamiento, no es tortura".

El exmilitar dijo que en el cuartel eran comunes los "plantones" de cinco a seis horas hasta el "desplome" del detenido; "submarino seco" (plantón con la cabeza cubierta por largos períodos), "submarinos húmedos" (en tachos de agua) y "picanas" en órganos sexuales de los detenidos.

Lucero sostuvo que participó "de una guerra" -haciéndose eco de la tan mentada teoría de los dos demonios- y dijo no estar arrepentido de sus acciones.

En declaraciones a El Observador, la jueza Staricco sostuvo que si bien a fines de 2014 el fiscal Carlos Negro había solicitado el procesamiento de Lucero por los delitos de "tortura" y "privación de libertad", ella entendió que la primera figura no se puede aplicar porque no existía como delito al momento de los hechos, más allá de que efectivamente las torturas tuvieron lugar. Entonces, el militar retirado fue procesado por su participación en sesiones de interrogatorio a los detenidos, explicó la jueza.

La Jueza entendió que los delitos sexuales, sobre todo violaciones, cometidos contra las presas no prescribían, argumentando que la Comisión Internacional de Derechos Humanos entiende que "la violencia sexual contra la mujer tiene consecuencias físicas, emocionales y psicológicas para ellas, que se ven agravadas en los casos de mujeres detenidas. Para terminar sosteniendo que la violación por sus efectos es una tortura".

El procesado se encuentra actualmente internado en el Hospital Militar y se pidieron las evaluaciones correspondientes para determinar si puede cumplir la pena en la cárcel.

Fuente: Uy Press

Visto 1086 veces Modificado por última vez en Jueves, 14 Abril 2016 10:37
Valora este artículo
(1 Voto)