Usted está aquí:Investigación/Economía/Informes Sectoriales/Industria de la Construcción
Jueves, 29 Diciembre 2016 00:00

Sin honores de Estado, fue enterrado el último dictador

El dictador Gregorio Álvarez murió en la madrugada de ayer debido a una falla cardíaca. Tenía 91 años y se encontraba internado en el Hospital Militar desde el pasado 14 de diciembre.

Allegados al militar e incluso varios oficiales rindieron homenaje al oficial cuyo féretro fue cubierto por el pabellón nacional. Además, hubo un toque de silencio mientras que un oficial efectuó una reseña de su currículum. Tras el acto, el pabellón le fue entregado a sus deudos.

De acuerdo a la ley 18.023 sobre honras fúnebres, no corresponden los honores militares, para quienes hayan participado en la cúpula del gobierno dictatorial. Álvarez fue uno de los militares clave en el golpe de Estado de 1973 y presidió de facto la última parte de la dictadura entre 1981 y 1985.

El exdictador fue procesado en 2007 y condenado en 2009 por su participación en delitos de desaparición forzada en 1978. El caso refiere a los traslados de presos políticos de Buenos Aires hacia Montevideo que luego fueron ejecutados; los llamados “vuelos de la muerte”.

Un año antes, Álvarez y otros nueve comandantes del Ejército habían firmado una carta dirigida a los poderes del Estado en la que asumían plenamente las responsabilidades por los delitos cometidos en dictadura.

Sobre los honores fúnebres, fue consultado ayer el Presidente de la República Tabaré Vázquez, quien puntualizó que, de acuerdo a la ley, no se rindió ningún tipo de honores fúnebres por parte del Poder Ejecutivo. Asimismo, informó que “se detectó un automóvil del Poder Ejecutivo concurriendo al velatorio.

Ese auto pertenece al jefe de la Casa Militar, general Alfredo Erramun, quien concurrió a título personal”. “No pidió permiso, ni fue enviado por el Poder Ejecutivo, ni por la Presidencia”, aseguró Vázquez y agregó que se le consultará por qué asistió en un auto oficial y no en el suyo personal. “Yo creo que no correspondía, pero bueno, esto lo estaremos viendo oportunamente”, dijo.

Enfatizó que no hubo ningún tipo de representación por parte del jefe de la Casa Militar del Ejecutivo. Respecto a la información que Gregorio Álvarez sobre los desaparecidos, Vázquez subrayó que Álvarez estaba preso desde el primer gobierno de izquierda, que en 2007 modificó la interpretación de la Ley de Caducidad lo que permitió juzgarlo y encarcelarlo.

Fuente: La República

Visto 557 veces
Valora este artículo
(0 votos)