Usted está aquí:Comunicación/Serie Historia del Sindicalismo/Primero de Mayo
Miércoles, 13 Septiembre 2017 00:00

Homenaje a Gerardo Cuesta y sello postal por sus 100 años

El próximo jueves en la sede del PIT-CNT, ubicada en Jackson 1283, se llevará adelante el lanzamiento del Sello del Correo Uruguayo conmemorativo del 100°. Aniversario del nacimiento de Gerardo Cuesta.

En esta ocasión harán uso de la palabra: Solange Moreira, Presidenta del Correo Uruguayo; Susana Domizain, Investigadora de la Facultad de Humanidades; Eduardo Platero, por la Comisión de Fundadores de la CNT; Marcelo Abdala, Secretario General del PIT-CNT; y Fernando Pereira, Presidente del PIT-CNT.

Cuesta nació en Montevideo el 1º de setiembre de 1917 en el barrio de Nuevo París. Su padre, asturiano y su madre gallega. Ocho años más tarde, a causa de la muerte de su madre, el padre optó por mudarse a una chacra en el ejido de la ciudad de Mercedes, donde vivían parientes, para que los niños Gerardo y su hermana tuvieran un ambiente familiar.

Allí concurrió a una escuela rural y terminado el ciclo escolar se negó a continuar estudiando, optando por trabajar junto a su padre. Quien había formado una cooperativa de obreros panaderos y, posteriormente, creó una chacra cooperativa, en todos los casos aplicó su ideología anarquista.

En Mercedes trabajó en un taller mecánico y realizó un curso por correspondencia de tornero y fresador. Además, jugó al fútbol en el Peñarol de Mercedes.

A la edad de 18 años regresó a Montevideo, con esa edad comenzó a trabajar en el taller de Pesce y Simeone, donde inició su actividad sindical.

Desde su Federación Obrera Metalúrgica (FOMU) insistía en que el trabajador siempre estaba unido en el proceso de producción. Sin embargo se dividía a la hora de sindicalizarse por causa de las diferencias ideológicas, con lo que se debilitaba la fuerza del sindicato. Al cabo de arduas discusiones se logró la unidad de los tres sindicatos metalúrgicos en octubre de 1953, creándose el Summa.

Luego, en octubre de 1959, en el Congreso Ordinario se resolvió el cambio de nombre y se asumió la denominación actual: Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos y Ramas Afines (Untmra), de la que Cuesta fue secretario de relaciones intersindicales.

Considerando que la actividad sindical tenía un techo decidió complementarla con la actividad política. Y, desde su pertenencia al Partido Socialista creó, junto a José D´Elía, Ruben Castillo, Walter Sanseviero, Julio Rodríguez y otros militantes sociales, la Agrupación Socialista Obrera (ASO). Esta organización contó con su prensa propia: “Clase Obrera”. Posteriormente optó por su afiliación al Partido Comunista.

En 1952 conoce la cárcel y es trasladado al interior, en aplicación de sanciones del gobierno, por participar de un movimiento solidario con trabajadores de Ancap en huelga. Desde su nueva visión, más abarcadora de la actividad sindical, aplicó todas sus energías al proceso que culminó con la fundación de la CNT en 1966.

En ese mismo año fue electo diputado y cumpliendo con los estatutos de la CNT debió alejarse de la actividad sindical. Aunque desde la Comisión de Legislación del Trabajo en el Parlamento estuvo presente en todos los conflictos obreros.

Cuando retorna al movimiento sindical lleva adelante una destacada actuación en el desarrollo de la huelga general contra la dictadura cívico militar que se instaló en julio de 1973. Fue detenido el 21 de enero de 1976, desaparecido y sometido a tortura sistemática hasta el mes de julio del mismo año.

Posteriormente lo recluyeron en el Penal de Libertad. El 25 de agosto de 1981 fue trasladado al hospital militar. Su esposa no logró que le dieran allí un diagnóstico, pese a concurrir diariamente durante tres semanas. El 13 de setiembre comunicaron su muerte.

En una carta escrita a su familia desde el Penal afirmaba: “Cada vez que tengo que examinar el camino recorrido no tengo mayores reproches que hacerme y por suerte ahora, cuando más lo he necesitado, he sentido el afecto de todos (…) Esto es lo fundamental, ya que aquí lo más duro es la incomunicación, la soledad. El ser humano (…) es un ser social, se desarrolla y se realiza plenamente sólo en contacto con los demás”.

Fuente: La República

Visto 48 veces
Valora este artículo
(0 votos)