Imprimir esta página
Viernes, 17 Abril 2020 00:00

El 1º de mayo la plaza es tu casa

A nadie escapa que este será un 1º de mayo extraordinario. La pandemia global que hoy mantiene en condiciones de confinamiento a la mitad de los seres humanos en el mundo nos pone en un escenario sin antecedentes.

El 1º de mayo, día de huelga universal, es un día de encuentro y abrazo para todos los trabajadores y trabajadoras del mundo. Este año, tan excepcional en todo, no será en este aspecto la excepción. Nuestra vocación como clase de afrontar juntos y juntas los desafío a los que nos enfrentamos nos llevan a buscar siempre la forma de encontrarnos.

Así ha sido en tiempos de ejercicios de libertades plenas y en tiempos en los que el autoritarismo quiso impedirlo. La emergencia sanitaria exige este año cuidar al extremo las medidas sanitarias que eviten la expansión del virus, pero lejos de aislarnos, el desafío nos empuja a extremar la creatividad, explorar mecanismos alternativos que nos permiten los cambios tecnológicos para salir al encuentro. Es claro que en estas condiciones la cadena nacional de radio y televisión debió ser un instrumento fundamental, y por eso el rechazo de la Presidencia de la República no es una señal adecuada.

El 1º de mayo las trabajadores y trabajadores del Uruguay tenemos el compromiso de honrar nuestra historia con responsabilidad por la salud de nuestro pueblo, con compromiso de lucha contra las injusticias y desigualdades. Los actos que se realizarán en plazas específicas, con estrictos cuidados y participación planificada, serán apenas un testimonio de nuestra capacidad de despliegue y organización, la masividad tendrá lugar en un encuentro virtual, transformando cada casa del país en una plataforma de encuentro, en un espacio de participación. Desde las 19 hs, la conectividad del país nos permitirá encontrarnos en simultáneo de los trabajadores y trabajadoras del Uruguay. Por eso manifestamos que va a ser uno de los 1° de mayo más grandes de los últimos 20 años, desde nuestras casas.

El movimiento sindical no abandonó por un minuto sus puestos de lucha. Trabajamos desde el primer día en la respuesta a la emergencia social que se desató por el impacto del virus. Trabajamos en cada sanatorio, policlínica y hospital, generando protocolos y mecanismos de cuidados para las trabajadoras y trabajadores de la salud puedan dar respuesta en primera línea a la emergencia.También en el sostenimiento de la cadena de alimentos, en las ferias, los supermercados. Trabajamos desde el primer día en una amplia plataforma de respuestas que contemple la innumerable cantidad de situaciones que se generan en este escenario. Trabajamos en la respuesta educativa que permita las mejores condiciones para los niños y niñas que se encuentran en sus casas a los largo y ancho del país.Allí donde la cara y la mano del Estado son la maestra rural o el médico del pueblo, allí estamos – también- los trabajadores y las trabajadoras, honrando la mejor historia del movimiento sindical.

El 1ero de mayo recordamos a los mártires de Chicago, y honramos su legado con la solidaridad que ha caracterizado desde siempre al movimiento sindical.

La crisis sanitaria ha dejado en evidencia la cara más cruda de la desigualdades estructurales que se generan en las sociedades en las que vivimos. También apareció la mejor cara de nuestro pueblo, la de las respuestas solidarias, la de afrontar la salida juntos. En esos valores nos inspiramos siempre.
Al coronavirus le ganamos con conciencia y solidaridad.

Fernando Pereira

Visto 300 veces
Valora este artículo
(1 Voto)